En esta sección cada día es posible encontrar una reflexión sobre el Evangelio del Día.

Domingo 23 Junio 2024

Duodécimo Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra del día
Evangelio de Marcos 4,35-41

A la opuesta

Crucemos a la otra orilla. En el texto griego está escrito literalmente: pasamos a la opuesta.
Si se te da por juzgar, considera que con la medida con la que mides serás a tu vez medido; pasa a la opuesta, usa compasión. Si se te da por formular un pensamiento de molestia, considera qué tipo de frecuencia estás usando y sembrando y pasa a la opuesta, usa pensamientos de aceptación y gratitud.
Si se te da por enfrentar un problema, una situación con la ira furibunda, con la división, con el engaño, la venganza, el compromiso, pasa a la opuesta, donde es posible también el perdón, la misericordia, la comprensión, la unidad.
Si pasas a la opuesta, prepárate a un poco de tormenta, de tempestad, de persecución. Satán soltará contra ti sus perros y sus venenos, e inspirará corazones y mentes contra ti, pero tu posa la cabeza al lado del corazón de tu Señor Jesús, no pierdas la calma, no pierdas la confianza en el amor y en la vida, y cuando Él querrá dirá a la tormenta y a la tempestad: «¡Silencio! ¡Cállate!»
Si pasas a la opuesta debes dejar de acusar al Señor de la vida de desatención y desinterés hacia ti, debes dejar de pensar mal de Dios. Si pasas a la opuesta, cualquier cosa pase no te sorprendas, no te asustes. Si pasas a la opuesta, sabes por fe que cada cosa arreglará según la fuerza del amor; por eso, si pasas a la opuesta, no crees ansia, no ejercites presión, cada cosa se aclarará por sí misma, según la verdad de Dios que todo lo conduce a la unidad.