Lunes 11 Enero 2021

Primera semana del Tiempo Ordinario

Palabra del día
Evangelio de Marcos 1,14-20

Seguir

La semilla debe dejar de ser semilla para volverse árbol. La flor debe dejar de ser flor para volverse fruto. El glaciar debe dejar de ser glaciar para volverse torrente. El torrente debe dejar de ser torrente para volverse río. El río debe dejar de ser río para volverse mar. Para volverse atardecer el sol debe dejar de ser mediodía, para volverse mediodía debe dejar de ser amanecer.
Si deseas servir el reino de Dios, debes dejar de ser servido. Si deseas servir a Dios debes dejar hasta la idea y la convicción de cómo habías pensado servirle. Para ser hijo de Dios, debes dejar de ser hijo de alguien más. Si deseas llegar a ser padre y madre, debes dejar de ser hijo. Si deseas servir el evangelio, debes dejar el ser comprendido. Si deseas seguir a Jesús, debes dejar de estar apegado a tus convicciones, costumbres, convenciones. Si quieres perdonar, debes dejar ir concientemente y con amor a quien ya te ha quitado algo. Si quieres ser feliz, debes dejar ir para siempre la venganza y la ira. Para seguir, debes dejar ir. Si no dejas ir, te quedas ahí en la nada, donde estás. Si dejas ir, tendrás la impresión de no tener ya nada más, y es precisamente ahí, que uno puede ser transportado por el Espíritu adondequiera.