Sábado 3 Abril 2021

Vigilia Pascual

Palabra de la Vigilia Pascual en la Noche Santa
Evangelio de Marcos 16,1-7

¿Puede?

¿Puede el océano entrar en un hoyo excavado en la arena? ¿Puede una galaxia ser contenida en un vaso? ¿Puede lo invisible ser encadenado dentro de lo visible? ¿Puede el azar encerrar todo el significado de toda cosa? ¿Puede el más pequeño genio ser recogido por el más gigantesco de los prejuicios? ¿Puede la belleza ser encadenada por la posesión? ¿Puede la nostalgia ser comprendida por la lógica? ¿Puede el razonamiento más complejo comprender la más simple de las realidades? ¿Puede el amor ser pesado o medido? ¿Puede la luz ser encarcelada por la oscuridad? ¿Puede el conocimiento tener las páginas contadas en su libro? ¿Puede la infelicidad tener las más bellas canciones de la felicidad? ¿Puede aprisionarse toda la música en una oreja? ¿Puede apagarse el sol cerrando el balcón? ¿Puede encerrarse toda la oscilación del universo en un péndulo? ¿Puede encerrarse en un paso todo el viajar del hombre? ¿Puede la cuna de la cual ha nacido la vida ponerse en una tumba? ¿Puede ponerse al Origen mismo de la vida en una cárcel detrás de una piedra? ¿Puede una piedra contener a su Creador? ¿Puede una piedra resistirse a la ternura de la caricia de su Señor y no rodar fuera satisfecha para dejarlo amablemente pasar más allá? ¿Puede un sepulcro retener la Energía Suprema? ¿Puede la sangrienta noche del engaño satánico resistir a las primeras luces del alba de la Resurrección? ¿Puede la noche del mal retener dentro de su negra capa el fulgor de la Radiante Estrella de la mañana, Jesús, que vivo y vencedor abraza a sus amigos, besa a sus hermanos, inspira a las gentes y guía a los hijos del Padre hacia el día sin ocaso?